Saltar al contenido

FERCOLOR Fotógrafos, Fotógrafo de bodas en Jaén – Jaén

  • Dirección: Av. Eduardo García Maroto, 1, 23006 Jaén
  • Teléfono: 953 25 12 45
  • Web: fercolor.com
  • Especialidad: Fotógrafo de bodas
  • Valoraciones: FERCOLOR Fotógrafos tiene 83 con una nota media de 4,1 sobre 5
  • Latitud y Longitud: 37.7775285, -3.7917702

Cómo llegar

FERCOLOR Fotógrafos, Fotógrafo de bodas en Jaén, Jaén

Llamar: 953 25 12 45

Web: fercolor.com

Horario

  • Lunes: De 9:30 a 13:30, De 17:00 a 20:30
  • Martes: De 9:30 a 13:30, De 17:00 a 20:30
  • Miércoles: De 9:30 a 13:30, De 17:00 a 20:30
  • Jueves: De 9:30 a 13:30, De 17:00 a 20:30
  • Viernes: De 9:30 a 13:30, De 17:00 a 20:30
  • Sábado: Cerrado
  • Domingo: Cerrado

Descripción

Fotógrafos FERCOLOR es un negocio ubicado en Av. Eduardo García Maroto, 1, 23006 Jaén, en la provincia de Jaén. Puedes contactarles por teléfono en el número 953 25 12 45.

Este reconocido estudio de fotografía se especializa en fotografía de bodas. Con una calificación de 4,1 sobre 5 basada en las opiniones de 83 clientes satisfechos, FERCOLOR Fotógrafos ha demostrado su compromiso con la excelencia en cada trabajo realizado.

Entre los servicios principales que ofrecen se encuentran:

  • Fotografía de bodas personalizada y de alta calidad.
  • Sesiones de preboda y postboda para capturar los momentos especiales antes y después del gran día.
  • Álbumes de boda exclusivos y elegantes para preservar los recuerdos para siempre.
  • Asesoramiento personalizado para garantizar que cada pareja obtenga el resultado deseado.

Si estás planeando tu boda y buscas un fotógrafo profesional que capture los momentos más especiales de tu día de manera única y emotiva, FERCOLOR Fotógrafos es la elección perfecta para ti. Su equipo de fotógrafos expertos se encargará de inmortalizar cada detalle de tu boda con pasión y creatividad.

Para obtener más información sobre sus servicios o para reservar una consulta, te recomendamos visitar su sitio web www.fercolor.com. ¡No dudes en ponerte en contacto con ellos y hacer de tu boda un día inolvidable!

Opiniones

Myriam Muñoz Díaz: ★★★★★

Son encantadores, desde que llegas y te haces la foto hasta la elección final de ella te acompañan en todo momento con una sonrisa y te ayudan a aconsejarte donde mejor te ves y sentirte cómoda.…

María Medina: ★★★★★

Servicio muy bueno, calidad de las fotos impecable, el precio excelente. Cuando hay ganas de trabajar y te gusta tu trabajo se nota. Me acabo de hacer la foto de la orla junto a mis compañeros y no podemos estar más contentos de la calidad y del trato, lo recomiendo sin duda, unos auténticos profesionales. Me veréis más por aquí.

V: ★☆☆☆☆

Es el estudio de referencia para mí universidad, las fotos van por cita y llegamos antes de tiempo y no había gente ni antes, ni después. Aclaro esto por las prisas con las que se realizaron las fotografías. Lo primero que pregunté fue, si se podría eliminar el herpes que llevaba en el labio y me dijeron que sin problema. Días más tarde me indicaron que lo que quisiéramos corregir tendríamos que mandar un email y se estudiaría si era o no factible. El señor te pasa y te coloca la corbata y la toga, sin tener en cuenta el pelo, si te despeinas, lo siento mucho. Te hace 9/10 fotos deprisa, en las que la mueca de tu cara se convierte en rigor mortis, mientras a toda prisa te da algunas indicaciones… (cierra los ojos, sonríe, un poco menos, sería, alegre, no tan alegre) para terminar con temblor en el labio, un ojo guiñado y un tic en el otro. La señora de recepción, te muestra las fotos, indicándote que lo que no haya hecho tú madre en el parto, no pueden hacerlo ellos con el Photoshop. Y tú, desilusionada, indignada, decepcionada y queriendo llorar, miras escrupulosamente esas fotos que poco reflejan la felicidad con la que habías entrado al estudio, sino todo lo contrario. Mientras intentas contener las lagrimas, examinas las fotos que te ha hecho, de las cuales no elegirías ninguna para regalarle a tu abuela, pagas y te decides por la que sales "menos mal". Te marchas pensando que no deberías haber pagado y que de no haberlo hecho, no tendrías que volver para recoger esa maldita foto que vas a odiar el resto de tu vida. Ahora entiendes por qué lo cobran por adelantado. Sabemos que nadie sale bien en una foto del DNI pero tampoco lo tenemos colgado en la pared de nuestro puesto de trabajo.

Todas las opiniones